Curiosidades sobre H.P. Lovecraft

Hoy hablaremos de algunas curiosidades de Howard Phillips Lovecraft, mejor conocido como H.P. Lovecraft, uno de mis autores preferidos y que tanto en su literatura, como en su persona, esconde un montón de datos curiosos que merece la pena que conozcas, especialmente si eres fanático de todo lo que publicó el autor estadounidense.

Estas curiosidades se centrarán en su mayoría en datos relativos a sus obras, pero consideré interesante añadir algunos datos más personales sobre el autor, que considero que ayudan a entender mejor a la mente que había detrás de todos sus magistrales relatos de ciencia ficción y terror:

about reads youtube

Nunca vivió de sus escritos

Desgraciadamente es algo muy común en la literatura que las obras de algunos autores no sean reconocidas hasta después de la muerte del autor/a. Con el escritor que nos ocupa nos encontramos ante un caso realmente curioso, ya que a pesar de ser considerado prolífico, publicando más de 70 historias, ensayos, cartas y poemas, en vida no adquirió la fama que posteriormente le vendría.

Tuvieron que pasar casi treinta años después de su muerte para que su obra fuera difundida, adquiriendo una notoriedad muy destacada.

Creó una filosofía literaria: El Horror Cósmico

Existen muchas corrientes y géneros literarios, pero pocos son los casos en los cuales se puede atribuir la creación de los mismos a un solo autor.

El Cosmicismo o Horror Cósmico es una filosofía literaria que defiende que la vida humana es insignificante, si la comparamos con la inmensidad y los misterios que se encuentran ocultos en el universo.

También es común en este tipo de narraciones encontrar una atmósfera oscura y decadente, buscando transmitiendo la idea de que hay muchos secretos que el hombre aun no está destinado a conocer.

Ha sido tal su importancia, que ha servido de inspiración para películas, cómics, arte o incluso videojuegos, donde el horror lovecraftiano ha sido protagonista.

Relación con sus padres

Desgraciadamente el Lovecraft perdió a su padre cuando el era muy pequeño, algo que si bien no le afectó personalmente debido a que casi no le conocía, si supuso un trauma muy grande a su madre, quien al perder a su marido cambió su forma de ser, marcando con sus conduzcas de manera notoria a su único hijo.

Muchos biógrafos e historiadores atribuyen a los comportamientos sobre-protectores de su madre la personalidad antisocial y comportamientos del autor, quien adquirió gustos singulares, como su preferencia por los bosques o las cuevas oscuras, donde pasaba largos periodos en soledad, teniendo pensamientos que más tarde fueron plasmados en su obra.

Su autor preferido

Entre sus primeras aficiones destacó su pasión por la literatura gótica, siendo el también escritor de cuentos de terror Edgar Alan Poe una de sus principales referencias. Es más, en su adolescencia lo consideró en varias ocasiones como un modelo a seguir a la hora de abordar sus relatos.

Tanta fue su influencia que los primeros escritos del autor se podrían catalogar como relatos góticos de corte tradicional, en los que el Horror Cósmico aun no había aparecido y de los cuales Poe tiene buena culpa (en el buen sentido).

De esta época podríamos destacar «La bestia en la cueva» o «El extraño» como obras representativas.

Su género literario favorito

Si bien fue conocido por sus relatos de terror y ciencia ficción, la realidad es que a pesar de haber consumido literatura de ese género (como se pudo ver en el punto anterior), la realidad es que no era su preferido.

La novela negra, también conocida como novela policíaca era su género preferido, consumiendo también en su época una gran cantidad de libros que le llevaron a crear a los 13 años de edad la «Agencia de detectives de Providence».

Esta no tuvo mucho éxito, lo que le llevó a invertir más tiempo en la escritura.

Era un niño prodigio

Lovecraft fue considerado un niño prodigio ya que con solo dos años recitaba poesía, a los tres ya sabía leer y a los seis empezó a escribir sus primeras líneas. Debido a esto, escribió su primer relato «La bestia en la cueva» a una edad temprana, concretamente a los 15 años.

Su madre, debido al trauma descrito con anterioridad quiso que su hijo no se juntara con gente de las mismas capacidades que el, considerando al resto «inferiores», por lo que su educación eminentemente autodidacta.

Más maravilloso que la sabiduría de los ancianos y que la sabiduría de los libros es la sabiduría secreta del océano

Si te ha gustado el artículo y quieres ayudar al blog, puedes compartirla en tus redes sociales para que pueda llegar a más amantes de la literatura. También te invito a seguir todos los perfiles oficiales del blog en las distintas redes sociales, donde publicamos semanalmente contenido que puede ser de tu interés.

Por último, ya que posiblemente seas tan fan de Howard Phillips Lovecraft como yo, quería recomendarte un artículo en el que te hablo de los Top 3 Relatos que más me han gustado. Es un listado personal, pero que estaré encantado de debatir contigo en mis redes y conocer por el camino tus recomendaciones. Nos leemos pronto.